Una comida de empresa diferente en Valencia

Todavía hace calor en Valencia y nos parece que diciembre está lejísimos, pero la realidad es que entre los puentes de octubre, noviembre y diciembre, en cuanto nos demos cuenta, estamos en Navidad.

Y para que no nos pille el toro, ya estamos pensando cómo organizar las comidas y las cenas de empresa este año. Ya hemos hablado del protocolo necesario tanto a la hora de vestir en este tipo de eventos como del comportamiento que debemos tener en un ambiente lúdico pero que no deja de ser profesional. Pero lo que queremos transmitir, sobre todo a los organizadores de estos encuentros, es que la diversión no está reñida con la profesionalidad. La idea es celebrar una comida o cena diferente, que cuente con la participación de todos los asistentes, dándoles paso a la acción para que se integren y se sociabilicen con el resto de compañeros. Una acción basada en el movimiento, no sólo en el corporal, sino también cambiando de espacios, combinando el contacto con la naturaleza al aire libre con la calidez del interior de un salón pensado para el disfrute.

Así que, nuestra propuesta es completar una comida perfecta, en un entorno de ensueño como es el Parque Natural de la Albufera, con una fiesta de verdad. Y como dice el refrán que la música amansa a las fieras pues qué mejor que hacerlo con un Karaoke para que veamos las habilidades de nuestros compañeros de trabajo y de nuestros jefes ante un micrófono.

Sin duda, será una cita que pasará a la historia de la empresa y de la que todo el mundo hablará. Y seguro que para bien. Dejémosle el papel de crítico implacable a Risto Mejide.

2 comentarios de “Una comida de empresa diferente en Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *