¡Así son las tartas de boda por las que querrás casarte!

[:es]

Si hay un momento en todas las bodas que se espera con especial entusiasmo y expectación es el de la tarta nupcial. Y es que se trata de una tradición que se remonta desde la época de los romanos y llega hasta nuestros días, aunque con distintas adaptaciones como consecuencia del cambio en las tendencias y en las modas de cada década.

Por ejemplo, la tradición de cortar la tarta con una espada ha dejado paso a costumbres más originales y novedosas. En EEUU los novios guardan el último piso de la tarta en el congelador hasta la fecha del primer aniversario, día en el que se lo comen como símbolo de su amor duradero.

La tarta de boda representa la abundancia que se espera para el nuevo matrimonio y se parte conjuntamente como muestra de que la pareja se apoya mutuamente y busca un porvenir conjunto. Además, también simboliza la primera comida que comparten los recién casados tanto entre ellos como con sus seres más queridos.

Así que, presta mucha atención a la elección de tu tarta de boda y elige la que más se adapte al estilo de la celebración. Una de las preferidas es la Naked Cake, una adaptación de la típica tarta americana pero sin recubrir de fondant, dejando unas composiciones muy vistosas y apetitosas.

Pero a la Naked le ha salido una dura competidora últimamente y es la Drip Cake, una tendencia poco convencional pero muy divertida y rebelde. Son coloridas, con mucho sabor y opciones de acabado; pueden estar desnudas, dirty iced, totalmente cubiertas de icing o cubiertas de fondant, las posibilidades son ilimitadas.  Lo que si tienes garantizado es un pastel de impacto.

Naked o Drip Cake, ¿cuál te gusta más? Ayúdanos a decidirnos porque en la oficina somos 4 y hay empate técnico!

[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *