16
dic
2015
0

Un año de preparativos. Un año (¡como mínimo!) en el que durante mucho tiempo todos nuestros pensamientos van dirigidos a lo mismo; el día más importante de nuestras vidas. Pasa muy rápido, pero a la vez, la interminable lista de tareas que tachar puede suponer para nosotros un mundo.
 
El vestido de la novia, el convite, las flores, la música, las invitaciones, quién es alérgico al marisco, si va a llover, qué maquillaje llevar, el traje del novio, el tocado de la madrina, si ponemos un autobús, cómo diseñar el photocall… ¿Cómo no estresarse?
 
Conforme van pasando las semanas y vamos cerrando ciertos temas, es posible que nos comencemos a relajar un poco más, sobre todo si por fin hemos contratado la ceremonia y el convite. Incluso podemos ir cogiéndole el gustillo a estar organizando cada detalle, a hacer la boda nuestra al 100%.
 

Pero quizás el estrés de todo año no es el más complicado de asimilar. De hecho, podemos trabajar y hacer un esfuerzo para aprender a gestionar el nerviosismo de manera que no se nos lleve la alegría por delante.
 
El estrés más complicado es el del mismo día de la boda. No solo estamos nerviosos porque nos vamos a unir en matrimonio con la persona más importante de nuestra vida. De hecho, eso es lo que quizás menos alterados nos tema.
 
Lo que nos hace dormir mal es pensar si el menú gustará a los invitados, si nuestra abuela se acomodará bien durante la ceremonia, si todo el mundo colaborará e irá desplazándose por todo el recinto sin dificultad (llegada, ceremonia, aperitivo, comida/cena, baile…), si el fotógrafo y el cámara trabajarán tranquilos, si alguien se pone malo o algún niño no se porta bien…
 
Esos pequeños detalles que cuando salen bien pasan desapercibidos pero que si salen mal, pueden hacer que fracase de forma estrepitosa el evento. Y lo malo, que nosotros, siendo protagonistas del día, no podemos estar pendientes de todo ¡estamos de boda!
 
Desde Nou Racó trabajamos muy duro para que este tipo de ceremonias sean perfectos. Nuestra reputación (y nuestra forma de trabajar) depende exclusivamente de la opinión de los novios y de cómo sea su experiencia.
 
Por ello, hemos ideado una serie de servicios que hacen más fácil el desarrollo óptimo de ese día tan emocionante. Tenemos servicios de canguro para que los padres se ‘olviden’ de los peques y disfruten de la boda, menús personalizados al milímetro, servicio de guardarropía, autobuses privados… Todo un mundo de detalles que hacen tu boda más sencilla. Y quizás, el que más la puede simplificar y hacer fácil para los novios, el servicio de wedding planner durante el evento.
 
Se trata de una persona encargada de que salga bien todo lo que a ti te preocupa. Será quien esté pendiente y avisando a los invitados de que ya deben sentarse para la ceremonia, ir al aperitivo o entrar al salón.
 
Será quien sepa quién necesita un menú diferente y quien tenga siempre en mente que hay personas que necesitan ayuda para desplazarse. Será quien sepa cuándo debe sonar la música, cuándo hay que sacar los regalos o cómo ayudar al fotógrafo si este necesita ayuda en un momento concreto.
 
En resumen, será responsable al 100% de vuestra boda durante su desarrollo y su implicación será tal que podréis olvidaros de todos esos detalles para poder disfrutar al máximo del día. ¿Puede haber algo mejor?

Deja un comentario

Dónde estamos

Pulsa en el mapa para ver con más detalle.
Contacta con nosotros

Si tiene alguna duda, quiere conocernos personalmente o desea planificar un evento, estamos a su disposición. Rellene sus datos y nos pondremos en contacto con usted.
Información de contacto

Restaurante Nou Racó
Carretera del Palmar, 21, 46012, València

Reservas: 961 62 01 72

e-mail: eventos@nouraco.com

Síguenos en las redes sociales

Idioma