14
oct
2015
0

¿Qué me pongo? Esta duda asalta a muchas mujeres, sobre todo cuando se encuentran ante una invitación de un evento completamente inusual, como una fiesta de gala, una entrega de premios o una cena especial en un sitio de alto copete.
 
El miedo de todos siempre es o bien pasarse, apareciendo con un vestido largo lleno de pedrería o bien quedarse corto con el clásico vestido corto negro que todo el mundo tiene de fondo de armario.
 
Pues bien, hemos buceado en las normas de protocolo para averiguar cuáles son las claves de la vestimenta en esos días en los que un evento especial al que no estamos acostumbrados nos sorprende en la agenda.

 
El primer ítem que debemos tener en cuenta es si los organizadores del evento piden algo. Quizás en la invitación apunten que se debe acudir de etiqueta, con la cabeza cubierta o en traje de cóctel. En ese caso debemos seguir de forma escrupulosa el protocolo.
 
Puede ser que quien haya puesto en marcha el evento no haya hecho una petición abierta de lo que desea que se haga, pero eso no exime de estudiar bien qué hay que ponerse, porque hay que acertar igualmente.
 
¿Cuándo toca ponerse un vestido corto?
 
Las mujeres llevan vestido corto únicamente en eventos diurnos, considerados de media etiqueta. Exigen cierta formalidad pero no tanta como para usar un vestido de cóctel o uno largo.
 
Quizás sea una comida de trabajo, una entrega de premios por la mañana o una inauguración. Eso sí, que sea un vestido corto no significa que sea una minifalda. La falda debe llegar por la rodilla o un poco más arriba, pero no mucho.
 
Siempre es mejor pecar de discreta y por ello, recomendamos cortes favorecedores pero poco arriesgados, un poco a la moda pero sin resultar muy de tendencia. Deben ir acompañados por un bolso de mano, a juego y zapatos de tacón.
 
¿Cuándo toca ponerse un vestido de cóctel?
 
Puede llevarse tanto de día como de noche, para eventos que requieren cierta etiqueta. Es importante que tanto el tejido como el corte del mismo sean de calidad y respiren elegancia. Si el evento es de mañana, puede ir acompañado por una pamela y si es de tarde, por un tocado.
 
Eso sí, ni tocados ni pamelas se quitan en ningún momento del evento, ni siquiera cuando estemos bajo techo. Se quitan al llegar a casa, una vez acabado todo. Si preveemos que podemos estar incómodos, mejor elegir otro adorno.
 
Elegiremos un vestido de cóctel para bodas, bautizos y comuniones, para comidas importantes y para eventos de cierta envergadura.
 
Podemos invertir un poco más en un bolso diferente, más elegante, con pedrería y otros adornos.
 
¿Cuándo toca ponerse un vestido largo?
 
Única y exclusivamente de noche y en eventos de alto copete. Quizás es el típico vestido que no nos pongamos nunca o como mucho, en alguna ocasión, dado que lo normal es no tener este tipo de eventos.
 
Este tipo de prenda se caracteriza por ser muy elegante y resaltar a la mujer. Debemos elegir colores y cortes que nos favorezcan, más allá de modas y tendencias.
 
Eso sí, ojo con terminar como un árbol de Navidad. Si el vestido es llamativo, mejor un pelo elegante y discreto, joyas pequeñas y zapatos acorde. Nada de llevarlo todo puesto, porque pecar por exceso en una celebración importante es terrible.

Deja un comentario

Dónde estamos

Pulsa en el mapa para ver con más detalle.
Contacta con nosotros

Si tiene alguna duda, quiere conocernos personalmente o desea planificar un evento, estamos a su disposición. Rellene sus datos y nos pondremos en contacto con usted.
Información de contacto

Restaurante Nou Racó
Carretera del Palmar, 21, 46012, València

Reservas: 961 62 01 72

e-mail: eventos@nouraco.com

Síguenos en las redes sociales

Idioma