17
mar
2015
0

Desde el momento en el que decidisteis casaros es posible que tuviérais una fecha o una época en la que celebrar la boda en mente. Quizás para coincidir con un aniversario o con un cumpleaños, quizás porque os guste una temporada determinada o porque es una fecha significativa para los dos.
 
O quizás no lo sabéis. Os gustaría poner en marcha la mejor boda posible, pero no tenéis claro qué momento de todo el año puede ser el perfecto para vosotros. Para ayudaros a reflexionar, os vamos a contar los pros y los contras de cada una de las estaciones del año para poder celebrar vuestro enlace.
 

Sin duda, con una boda en invierno sorprenderéis. Lo primero, porque como no es una época típica de bodas, es fácil que podáis elegir el sitio que queráis (¡estará disponible!) a un mejor precio y además, que el escenario sea distinto a lo esperado. Puede que incluso os caséis con nieve.
 

 
Esta diferencia de estación permite que la decoración sea más sobria y elegante, si os gusta todo lo sencillo y el entorno de los salones también puede ayudar, quizás con chimeneas y postres calientes. Eso sí, el único ‘pero’ que le encontramos es el frío.
 
El frío condicionará tanto el vestido del novio y la novia como el de los invitados, además de que obligará a que la boda sea en un interior. Y las fotos, aunque pueden hacerse en exterior, quizás no queden tan naturales, ¡tiritar de frío no embellece mucho!
 
En el punto opuesto encontramos el verano. Si celebramos nuestra boda en los meses centrales del año es posible que nos libremos al 100% de las lluvias y que la luz sea la mejor acompañante tanto para las fotos como para el enlace en sí.
 

 
Un atardecer precioso y una noche fresca será el momento ideal para disfrutar del enlace, en que tanto los invitados como vosotros luciréis buen humor típico de esta época del año. ¿Cosas reprochables? Según la zona, puede hacer calor, aunque podemos esperar a que se vaya el sol para no sufrir con el termómetro.
 
Eso y el gran número de bodas que suele haber en estas fechas quizás mengüe tu número de invitados o al menos, sus ganas de ir; ¿a quien no le amarga un poco tener tres o cuatro bodas seguidas, con el gasto monetario que ello conlleva?
 
El otoño es una buena época para celebrar una boda, ya que hemos dejado pasar el calor del verano y aún no hace falta usar el abrigo. El día todavía es largo, algo que sin duda favorece a la organización y como tampoco es la época más solicitada en salones, ayuntamientos e iglesias, es posible que encontremos un hueco en un lugar inesperado y mágico.
 

 
Uno de los posibles inconvenientes es que el frío, el calor o la lluvia sean los invitados no previstos. El otoño a veces es así, según la zona en la que nos encontremos podemos levantarnos un día con más grados de los esperados, una buena llovizna o una repentina ola de frío. Por ello, es importante que las novias de otoño tengan un plan B por si hay que modificar parte de la organización, como la posibilidad de celebrar el banquete a cubierto.
 
La primavera sin duda es la etapa más elegida por razones obvias. Las flores, la buena temperatura, el color y el calor hacen que sea muy agradable celebrar el enlace entre marzo y mayo. Esto nos permitirá tener una boda muy bonita al exterior, con fotos con mucha luz y alegría, algo que sin duda agradeceremos cuando veamos el álbum o el vídeo.
 

 
Aunque no hay que olvidarse que sobre todo en abril es posible que haya lluvia de por medio o quizás, un poco más de frío del esperado. Por ello es interesante valorar distintas opciones y calibrar fechas, pero sin perder de vista que como se trata de la época preferida para los enlaces, algunos de nuestros sitios favoritos nos dirán que ya lo tienen lleno. Eso sin contar que por ser temporada alta, los precios estarán en su máximo posible.
 
Tras desgranar pros y contras de cada una de las estaciones, debe ser la pareja la que decida cómo quiere que sea ese día para que encaje con lo que cada mes puede ofrecerle. Cualquier preparación es poca para el día más importante de la historia de amor de la pareja.

Deja un comentario

Dónde estamos

Pulsa en el mapa para ver con más detalle.
Contacta con nosotros

Si tiene alguna duda, quiere conocernos personalmente o desea planificar un evento, estamos a su disposición. Rellene sus datos y nos pondremos en contacto con usted.
Información de contacto

Restaurante Nou Racó
Carretera del Palmar, 21, 46012, València

Reservas: 961 62 01 72

e-mail: eventos@nouraco.com

Síguenos en las redes sociales

Idioma